Llevamos el laboratorio a su taller, para minimizar el plazo de verificación.
Llevamos el laboratorio a su taller, para minimizar el plazo de verificación.

La importancia de la precisión en las herramientas del taller

El cliente acude al taller para recibir unos servicios profesionales, por los que está dispuesto a pagar. Estos servicios van mucho más allá de los productos (piezas sustituidas y reparaciones efectuadas); el cliente da por supuesto que su vehículo sale del taller en condiciones perfectas de funcionamiento, al menos en aquellos puntos que han sido revisados y reparados.

En el taller contamos con una serie de elementos para dar al cliente un buen servicio. Nuestros recursos son:

  • Personal con formación, experiencia y disciplina.
  • Herramientas y máquinas adecuadas al trabajo a realizar.
  • Procedimientos y organización necesarios para utilizar lo anterior.

Las herramientas y la maquinaria deben cumplir dos requisitos:

  1. Estar en condiciones de funcionamiento (mantenimiento preventivo, programado o predictivo)
  2. Ofrecer mediciones precisas (error conocido y dentro de los límites).

Centrándonos en este último requisito, toda herramienta o máquina que permita obtener mediciones para tomar decisiones, debe tener un control sobre las mediciones que está dando.

En este grupo se incluyen los manómetros, que van a permitir que el vehículo lleve las presiones adecuadas (lo que afecta a la seguridad de conducción y al desgaste adecuado de los neumáticos), las equilibradoras, que miden y corrigen el desequilibrio de los neumáticos (afectando a la comodidad de conducción y al desgaste de rótulas, palieres, etc.), las alineadoras de direcciones, que miden y corrigen los ángulos de convergencia y caída de los neumáticos (afectando a la comodidad de conducción y al desgaste de las cubiertas), y las llaves dinamométricas, cuya función es medir y proporcionar el par de apriete adecuado a cada unión roscada (en el caso de un neumático, si es menor del adecuado, puede ocasionar desprendimiento del neumático, y si es mayor, puede dañar las piezas en contacto y dificultar el desmontaje, especialmente si hay que hacerlo en carretera).

Tanto las normas ISO 9000 como la normativa española o los estándares propios, así como un número creciente de Comunidades Autónomas, exigen a los talleres tener un control sobre la precisión de sus sistemas de medida, para evitar que los errores de medición no controlados puedan afectar a los usuarios.

El requisito fundamental es tener un procedimiento de calibración y verificación periódica de los equipos de medición, con registros que permitan demostrar que el equipo de medida está dando valores dentro de los parámetros definidos como estándar.

Este procedimiento tiene que ser llevado a la práctica y se tienen que conservar los registros de los ensayos realizados.

Los procedimientos más habituales son los siguientes:

  • Calibración de equilibradoras: se debe realizar al menos cada tres años, y antes de este plazo si hay sospecha de que las mediciones no son adecuadas. El ensayo consiste en probar la equilibradora con una serie de piezas con desequilibrio conocido, y corregir las lecturas de la máquina para adaptarlas a los valores reales. Una masa con desequilibrio conocido se refiere a un patrón de desequilibrio con trazabilidad a un estándar nacional o internacional.
  • Calibración de alienadoras: se debe realizar al menos cada tres años, y antes de este plazo si hay sospecha de que las mediciones no son adecuadas. El ensayo consiste en probar la alineadora con una probeta con desalineaciones conocidas, y comprobar que las lecturas de la máquina se ajustan a las desalineaciones reales, corrigiendo las lecturas si es necesario.

Estas dos calibraciones se suelen llevar a cabo con útiles muy específicos, y son realizadas, en general, por los fabricantes o servicio técnico de la maquinaria.

Hay otras dos calibraciones-verificaciones que precisan de una frecuencia mayor: manómetros y llaves dinamométricas, cuya utilización es continua en el trabajo diario.

  • Todos los manómetros del taller deberían ser verificados en sus lecturas al menos semestralmente. Esta verificación consiste en realizar una serie de ensayos comparando la lectura obtenida con el manómetro del taller, con la obtenida por un manómetro patrón, y calcular el error de lectura que puede tener el manómetro verificado. Si el error de lectura es superior al especificado (po ejemplo 0,6 bar), el manómetro debe ser calibrado o rechazado y sustituido por otro con error de lectura dentro de límites.
  • Esta verificación semestral se puede realizar en el taller, utilizando un manómetro patrón con error conocido (con certificado de calibración que refleje los valores obtenidos frente a un patrón con trazabilidad nacional, así como la incertidumbre de las lecturas obtenidas). La validez del certificado de calibración del manómetro patrón es de tres años, siempre que se utilice únicamente para verificación de los manómetros del taller. Esto implica que el taller debe adquirir un manómetro, solicitar el ensayo de calibración y guardar el certificado de calibración junto con el manómetro durante tres años, en condiciones que aseguren su buena conservación, utilizándolo únicamente para la verificación semestral de los manómetros del taller.
  • La verificación de las llaves dinamométricas debería hacerse con frecuencia al menos semestral. Esta verificación consiste en comparar los aprietes realizados con la llave del taller con los realizados por una llave dinamométrica patrón y calcular el error de apriete de la llave del taller. Si el error de apriete supera un límite, la llave dinamométrica del taller debe ser rechazada o recalibrada.
  • Esta verificación semestral se puede realizar en el taller, utilizando una llave dinamométrica patrón con error conocido (con certificado de calibración que refleje los valores obtenidos frente a un patrón con trazabilidad nacional, así como la incertidumbre de las lecturas obtenidas). La validez del certificado de calibración de la llave dinamométrica patrón es de tres años, siempre que se utilice únicamente para la verificación de las llaves dinamométricas del taller. Esto implica que el taller debe adquirir una llave dinamométrica (dos en el caso de que se utilicen llaves de distinto rango en el caso de talleres con actividad turismo y camión), solicitar el ensayo de calibración y guardar el certificado de calibración junto con la llave dinamométrica durante tres años, en condiciones que aseguren su buena conservación, utilizándola únicamente para la verificación semestral de las llaves dinamométricas del taller.

Normativa

(155) LEY 3/1985 METROLOGIA

Ley 3/1985, de 18 de marzo (BOE Nº 67 de 19.3.1985), de Metrología (modificada por el Real Decreto Legislativo 1296/1986, Ley 13/1996 y las sentencias del Tribunal Constitucional 236/1991 y 100/1991).

(192) ORDEN ITC/3700/2006 CONTROL METROLÓGICO

Orden ITC/3700/2006, de 22 de noviembre (BOE Nº 291 de 6.12.2006), por la que se regula el control metrológico del Estado de los manómetros dotados, total o parcialmente, de componentes electrónicos, provistos o no de dispositivos de predeterminación, destinados a medir la presión de los neumáticos de los vehículos a motor.

(193) ORDEN 25 ABRIL 1995 CONTROL METROLÓGICO - MANÓMETROS

Orden de 25 de abril de 1995 (BOE Nº 119 de 19.5.1995 por la que se regula el control metrológico de los manómetros de uso público para neumáticos de vehículos automóviles en sus fases de verificación después de reparación o modificación y de verificación periódica.

(194) ORDEN 28 DICIEMBRE 1988 CONTROL METROLOGICO - MANÓMETROS

Orden de 28 de diciembre de 1988 (BOE Nº 20 de 24.1.1989) por la que se regulan los manómetros para neumáticos de los vehículos automóviles.



Contacto

Calidad y Servicios Industriales

San Lucas 11

28004 Madrid

 

Teléfono: 638746949

Correo electrónico: comercial@cysindustriales.com

Para cualquier duda o aclaración acerca de nuestros servicios contacte con nosotros a través de nuestro formulario de contacto.

Horario

Continuado de 9.00 a 20.00 de lunes a viernes.

Encuéntrenos en las redes sociales

Flag Counter
PayPal Logo